La vida sin Isi, por @SrGines

Empató la Deportiva ante el Albacete (1-1) uno de los equipos más rocosos de la Competición a domicilio y bien podemos dar por bueno el punto, porque por méritos quizá no deberíamos haber sumado nada.

Si con todos los rumores que ha habido estas semanas a nadie se le había pasado por la cabeza lo que sería la Deportiva sin Isi, viendo el partido de hoy, se lo puede imaginar medianamente. Un equipo prácticamente plano y al que si además le quitas el gol que te da Yuri, ya ni te cuento. Me ha gustado muy poco esta noche la Deportiva, a decir verdad. En el fútbol de hoy día, jugar sin extremos, limita mucho tus opciones. Y si exceptuamos al murciano, a los blanquiazules les quedan pocos o ninguno de ellos. Nacho Gil vino como extremo y a la vista de todos está que juega de todo, menos de eso. Pablo es más un mediapunta o un segundo delantero y aunque puede ocupar la posición, su tendencia es irse al centro. Al final te juntas con cuatro tíos arriba que sólo quieren jugar por el centro y los que se tienen que acostar a las bandas son los delanteros, lo que es hacer un pan con unas hostias. Como véis no he nombrado a Donoso. No importa, porque Bolo tampoco lo hace, así que no cuenta. Él sería el único extremo puro que tendría el equipo, el único encarador, quitando al ‘7’. Pero como no juega, pues da igual, la verdad, porque es como si no estuviera. Si el partido ya tenía visos de ser de los de picar piedra, si el equipo no sale con la intensidad necesaria y se te ponen por delante, ya ni te cuento. Y no se vio al equipo demasiado inspirado en la primera mitad. Más allá de un par de tiros de Yuri con pocas probabilidades de éxito, la Deportiva se acercó poco al marco de Tomeu Nadal.

Muy pronto en la segunda mitad se vislumbró cómo iba a discurrir lo que restaba. Minuto 1, tres tíos del Albacete al suelo como si los hubiera disparado Bob Lee Swager. Estaba claro que o la Deportiva apretaba y le metía una marcha más al partido o se iba a ir de vacío. Y lo intentó la Deportiva, se fue arriba y empezó a generar peligro. No mucho, porque salvo la jugada del penalti y el disparo anterior de Benito, el arquero del conjunto manchego apenas tuvo que intervenir. El Albacete se encontraba más que cómodo en esa situación, esperando. Y lo demostró con creces, porque si no llega a ser por Caro y Manzanara, nos podían haber metido dos o tres más casi sin querer. Porque con el empate se juntaron el hambre con las ganas de comer. Un equipo que se crece y va a lo loco al ataque sin preocuparse de defender, ya nos ha pasado en oras ocasiones y nos ha costado puntos, con otro al que no le importa que le dominen porque sabe salir a la contra con facilidad. Y así fue como llegaron las mejores ocasiones del partido y no precisamente para los locales. Como dije, sin las actuaciones hoy de Caro y Manzanara que actuó de central tras sustituir a Yac que cometió dos fallos groseros y se jugó la expulsión hoy la Deportiva se queda sin nada. No esperéis volver al nigerino en el campo en un futuro cercano, incluso lejano. Ya hoy le puso la cruz. Salvo debacle, no se la quita. De Fullana y Bravo poco se puede decir. Ambos sin apenas ritmo es difícil calificar su actuación, sobre todo la del último que apenas entró en juego. Al final un punto, que siendo en casa puede saber a poco pero viendo cómo discurrió el partido, podemos estar contentos. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s