Practicidad y eficacia, por @SrGines

Venció la Deportiva (2-0) ante el Mirandés en un partido en el que volvió a ver puerta tras dos partidos sin hacerlo y en el que cosechó otra puerta a cero, algo que no conseguía desde el partido frente al Tenerife.

Necesitaban los blanquiazules sumar hoy los tres puntos tras los dos tropiezos consecutivos de esta semana en la que el equipo dejó una imagen algo plana y lo consiguió. Sin brillantez, pero con algo que ha venido teniendo en este regreso a segunda división: eficacia. No fue el de hoy un partido que pase a los anales de  la historia de la Deportiva y tampoco uno por el que alguien se vaya a hacer aficionado al fútbol pero es uno de esos contados partidos, de los que hay varios durante una liga de los que hay que ganar. Primero, para cambiar una mala racha de resultados. Segundo por rival, a priori, uno con el que te la vas a estar jugando al final para conseguir el objetivo. Tercero porque este tipo de partidos feos y cerrados dan mucha confianza al grupo y esto viene a enlazar con el punto primero. Poco reseñable en la primera mitad, más allá de que el equipo local parecía ser el rojillo, ya que la Deportiva no lograba encontrarse en el campo. Mucho más intensos los burgaleses, que se llevaron prácticamente todos los duelos y que sin generar excesivo peligro, llegaron por momentos a dominar el partido. Los locales se sacudieron el dominio visitante de la mejor manera posible. Con un gol. Gran jugada individual de Isi en línea de fondo que la puso para que Kaxe, libre de marca, rematara sin oposición. No hay mejor manera de desperezarse que asestando al rival un martillazo. Una ocasión, un gol. No se puede ser más eficaz. Y no me pareció mal equipo el Mirandés, pero tiene poca chicha arriba, por suerte para nosotros, porque igual un rival de más entidad nos hubiera metido mano en una primera parte, en la que salvo la genialidad de Isi, nada se puede rescatar por el bando local.

La segunda parte fue algo más abierta que la primera. Más que nada porque los de Iraola dieron un paso adelante en busca del empate y eso permitió a la Deportiva buscar la portería contraria con relativa más facilidad. Además el equipo igualó en intensidad al rival y los balones divididos ya no eran tan claros para ellos como en la primera mitad. Los de Bolo hicieron un partido práctico, sin complicaciones. Dejaron que el Mirandés se viniera arriba en busca del gol e intentaron aprovechar su espalda. No lograron los visitantes sacar mucho provecho de la presunta ventaja que le cedía la Deportiva de tener el balón, pues salvo en un par de jugadas embarulladas en el área, no fueron capaces de generar más acciones de gol. A destacar la variante de Bolo desde el banquillo metiendo a Luis Valcarce más adelantado en banda izquierda dando minutos de descanso a Yuri. Muy interesante ese doble lateral en banda izquierda, que, a falta de la recuperación total de Donoso, si es que se produce y la de Nacho Gil, es muy aprovechable. Participó mucho y bien tanto en defensa como en ataque el berciano, ayudando mucho a Ríos y en ataque incorporándose con peligro tanto por la banda, como por el centro intercambiando el espacio con su hermano. Tanto es así, que Luis desde el centro generó dos acciones claves de la segunda mitad para los locales, un gol anotado por él mismo, aunque en posición antirreglamentaria y la asistencia a Asier Benito que supuso el segundo tanto del equipo. Sin duda uno de los movimientos tácticos más interesantes de Bolo en lo que va temporada y de los que más provecho se le puede sacar, mismamente en el próximo partido fuera de casa. A instantes de terminar se estrenó Asier Benito como goleador en una jugada largamente revisada por el VAR que tras varios minutos de deliberación determinó que el delantero vasco estaba en posición legal en el momento de recibir el pase de Luis Valcarce. He de decir que en directo no me pareció fuera de juego estando casi en línea con la jugada y el juez de línea debió tener también sus dudas, porque no levantó la bandera hasta que la jugada no finalizó y no en el momento de la recepción que es cuando suelen hacerlo. O igual esperó a propósito para que el videoarbitraje revisara, como es preceptivo, todos los goles. De todas formas muy inteligente Asier finalizando la jugada incluso si él pensaba que se la iban a anular, porque bien es cierto también que Limones tampoco se emplea a fondo en detenerlo igual pensando que el offside era claro y la jugada iba a terminar en nada, pero como digo siempre, lo primero es continuar con el juego, bien en ataque o en defensa y luego, si corresponde, protestar. En resumen, buenísimos tres puntos para una Deportiva que no enamoró, pero que fue eficiente. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s