Menear, no embestir, por @SrGines

Venció la Deportiva (1-0) en un choque importantísimo frente a un rival directo en la lucha por el Play-Off. Uno de esos partidos calificados como finales y que a la postre suelen marcar la deriva de un equipo.

DSC_0196

Isi culminando la jugada que dio los tres puntos al equipo.

Hay una cosa clara. De no haber ganado hoy, las muchas o pocas posibilidades de alcanzar el Play-Off que le quedan a este equipo, sean las que sean, se habrían visto muy mermadas. Un rival directo, que viene de meterle tres al líder, pues oye, parece un equipo complicado. Y en verdad fue un partido complicado. Pero creo que más por demérito nuestro que por mérito del rival, que hizo lo suyo, pero tampoco fue para tanto, como en bastantes, por no decir la mayoría de los últimos partidos. Los de Bolo se empeñaron, una vez más, durante la primera parte en embestir el árbol para bajar las nueces, tal y como venían haciendo de un tiempo a esta parte. Y ya sabéis lo que dice el refrán, más vale maña. A lo que voy es que tanto hoy en la primera mitad como en algunos de los encuentros pasados el equipo se ha empeñado en hacer un juego directo, que a) no domina y b) no le beneficia. Si golpeas el árbol, por supuesto, cae algún fruto, pero es mucho más sencillo, eficaz y productivo menearlo para obtener más recompensa. Los primeros 45 minutos de hoy son un compendio de lo que la Deportiva debe por todos los medios evitar. Mucho más cuando enfrente tienes un equipo que físicamente es superior. Todos sabéis que no soy ningun talibán del estilo, no le exigo al equipo que juegue bonito, lo que le exigo es que juegue bien conforme a las piezas que tiene. Que sea práctico, eficiente y funcional. Y que con eso sea capaz incluso de hacer partidos funcionariales y llevárselos por mero oficio. No voy a poner remilgos porque en momentos concretos del partido el equipo pegue pelotazos, pero ese no debería ser el juego predominante en un conjunto que tiene la suficiente calidad para dar más de dos pases seguidos en el medio del campo. El primer acto fue un constante ir y venir de desplazamientos largos con poco sentido y menos precisión que no llegaron a inquietar al rival. Sin embargo en las pocas, dos o tres, combinaciones por dentro que el equipo generó, llegó al área con fluidez y peligro. Es más la única ocasón clara del equipo en la primera parte viene de una combinación por dentro que se abre para buscar un centro de Yuri que Son remata y Edu saca con el pie. Que también tiene bemoles la cosa, en este equipo centran mejor, por norma general, los delanteros que los extremos y laterales, que ya tiene guasa.

DSC_0333

Gianfranco salvó el empate en un remate a bocajarro de Borja Domínguez.

Al equipo le bastó un pequeño cambio de chip y veinte minutos buenos en el segundo parcial para llevarse el juego. En vez de arremeter contra el árbol, comenzó a varearlo. Y claro, cuando haces las cosas bien, obtienes resultados. Con una presión más alta, un juego más rápido y más combinaciones en el medio volvimos a entrever a la Deportiva de los primeros meses del curso. Llegó la Deportiva y llegó con peligro al área y los jugadores mejoraron su rendimiento. Son y Ríos llegaban con más facilidad, Isi y Pichín encontraron más huecos, Yuri, que no está del todo fino y se le nota, dirigió el cotarro y Kaxe pareció hoy, por primera vez en tiempo, un jugador homologable. Al final el gol llegó por una acción individual y magnífica de Isi, pero pudo haber llegado antes o un poco después si el equipo hubiera seguido con esa dinámica. Bien es cierto que los granates crecieron con el gol acuciados por la necesidad, pero el equipo aguantó bien hasta que empezaron a flaquearle las fuerzas, que fue cuando definitivamente regaló el balón y dejó un poco incierto un corto resultado ante un equipo que desde el cambio de Arruabarrena tenía claro su plan de ruta: balones a la olla y a cazar alguna. Es otro de los debes de Bolo esta temporada. Tener tan quemado al equipo que llega al final con el gancho y claro, así es difícil que el equipo pueda cerrar los partidos, porque apenas le quedan fuerzas, si se pone por delante, para aguantar el resultado. Los primeros veinte minutos de la segunda parte de hoy es en lo que se debería basar el cuerpo técnico para avanzar a partir de ahí y seguir mejorando. Poco a poco, sin grandes alardes sin querer correr antes de andar, pero seguros, mejorando poco a poco y jornada a jornada. Con esa dosis de mejora y un poco de suerte para los delanteros y que encuentren el tino, este equipo no debería pasar dificultades para entrar en promoción. Esto claro, es teoría y fútbol ficción, pero si antes funcionó ¿por qué no iba a funcionar ahora? Una última cosa, antes de que me olvide. Me gustaría que en alguna ocasión el cuerpo técnico le diera una ocasión a Bolaños desde el inicio. Con Yuri entre algodones, no parece mala idea reservarlo en el banquillo y, como las mangueras o los extintores de los edificios públicos, usar en caso de emergencia. Me gustó el cafetero el rato que jugó en Bouzas donde apenas de la nada se sacó dos buenas ocasiones y hoy en apenas tres minutos le faltó poco para llegar a un centro desde la izquierda en la última jugada del partido. Creo que es un chico que puede aportar. Un saludo.

Un comentario en “Menear, no embestir, por @SrGines

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s