12 meses, 12 puestos, por @SrGines

Se cerró el telón en El Toralín por este año 2018 y lo hizo la Deportiva con un empate (2-2) ante un buen filial vigués que le causó muchos problemas y provocó las primeras fisuras en una zaga que hasta el momento se había mostrado más que sobrada para contener a casi todos sus rivales, al menos en el feudo berciano.

DSC_0837

Zabaco a punto de conectar para hacer su primer gol de la temporada.

Pase lo que pase en lo que queda de esta jornada y la que cierra el año, la Deportiva entrará en el nuevo año en puestos de promoción de ascenso. Y ya está. Podría no escribir ni una palabra más y me quedaría una cosa fetén. Algo pobre, pero fetén. Así que no me queda más remedio que justificar el sueldo (guiño, guiño) aunque sea poniendo un poco de relleno. No fue el de hoy el mejor partido de la Deportiva en El Toralín esta temporada y sin embargo le dio para que pudiéramos ver un buen partido de fútbol, lo que da fe de la transformación que ha sufrido el equipo en los últimos 12 meses. Porque hace poco menos de un año estábamos celebrando una victoria importantísima frente al líder del grupo, segunda victoria consecutiva por aquel entonces que nos permitía mirar un poco hacia arriba y aspirar a soñar con un hipotético play-off. Lo que pasó después no hace falta que os lo cuente, que ya os lo sabéis. Pero esta Deportiva es otra historia y poco o nada tiene que ver con aquella más allá de los jugadores que continuaron tras el final de la liga. Han pasado 12 meses y la Deportiva está 12 puestos más arriba que hace prácticamente 365 días. Aunque hoy, quizá por primera vez en toda la temporada vimos a una Deportiva superada por su rival. El filial olívico planteó un partido muy incómodo para los de Jon Pérez ‘Bolo’ que por primera vez en lo que va de liga se mostraron inseguros en defensa. O al menos no tan seguros como anteriormente. No en vano los dos goles gallegos vienen precedidos de sendos fallos groseros de una zaga que hasta hoy había rozado la perfección. También es verdad que la Deportiva optó, o quizá se vio abocada a ello, quién sabe, por no hacer una presión tan asfixiante en la salida del balón como en otras ocasiones habíamos visto. Todo ello desembocó en un partido muy cómodo para los de Rubén Albés, sobre todo en su primera mitad, en la que fueron claros dominadores. Y si de un error grosero lograron anticiparse los visitantes, de la misma forma los locales igualaron la contienda en la primera mitad, merced a un regalo de Iván en una falta lateral que no desaprovechó Zabaco para estrenar su casillero goleador esta temporada. Fue en los minutos finales, cuando la Deportiva empezó a coger su ritmo y el partido se igualó, pero las buenas actuaciones del meta celeste habían impedido a los blanquiazules igualar antes el luminoso.

DSC_0827

El Capitán pidiendo el apoyo de la afición tras su gol.

La segunda parte comenzó con un cambio que caía de cajón. Pichín sustituyó a un gris Espina y la Deportiva entró en modo de zafarrancho de combate. Hasta seis ocasiones tuvieron los de Bolo para adelantarse en el marcador antes de que la lluvia enfriara los ánimos con los que el equipo había salido tras el descanso. Pero ni Yuri, ni Sielva, ni Isi, ni Pichín, ni Son, ni Saúl encontraron el camino del gol o se chocaron bien con la defensa, bien con un Iván en estado de gracia que a pesar del fallo del primer gol dejó algunas paradas de mucho mérito. Una vez estabilizado el encuentro, los gallegos volvieron a coger la manija del partido, pero no fue hasta que un desgraciado despeje de Trigueros, que rebotó en un rival, y que dejó franco el camino hacia la portería para el delantero visitante, al que Zabaco solo pudo frenar con una falta dentro del área, cuando volvió a desequilibrarse el encuentro. La pena máxima fue convertida por Álex engañando a David. Pero poco le duraría la alegría a los visitantes, pues apenas cinco minutos después, Yuri puso el resultado definitivo lanzándose en plancha al segundo palo en un centro de Ríos que se paseó hasta llegar al ariete brasileño que sumó su decimotercera diana del curso. En los últimos diez minutos el partido se rompió, la Deportiva se desordenó y provocó que el Celta llegara con cierto peligro en un par de ocasiones que por suerte no se materializaron. De esta forma la Deportiva sumó el mejor resultado posible en su “peor” partido disputado, al menos como local, que si bien no fue todo malo, no cabe duda que fue el primero en el que se vio superada por un rival que le hizo bastante daño. Ahora toca despedir el año en Fuenlabrada y hacerlo de la mejor manera posible, a pesar de lo peor que dejó el partido de hoy, que son las bajas de Ríos y Zabaco para el choque con los madrileños. Nos queda por delante una semana de especulaciones sobre quienes sustiturán a los sancionados, pero serán hechas desde la cima de la tabla, lo que hace mirar el partido y el año nuevo con una perspectiva diferente con respecto a los últimos años. Un saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s