Leyendas negras, por @SrGines

Venció la Deportiva con contundencia (3-0) al Rápido de Bouzas que venía y se irá de Ponferrada como colista en solitario y sin haber marcado ningún gol todavía. Un partido solvente de los de Jon Pérez Bolo en el que Yuri salió por la puerta grande con par de orejas y rabo.

DSC_0862

Yuri define con clase para hacer el primero del partido.

He de reconocer que, en lo que se refiere al fútbol, soy muy supersticioso. No sé si a vosotros os pasa. En mi vida diaria no, pero en lo que envuelve al fútbol, mi mente muta radicalmente y me convierto en el hombre más supersticioso del planeta. Tengo ciertas manías que cumplo escrupulosamente cuando voy al fútbol. Por ejemplo, cuando llevo bufanda la beso antes de ponérmela, como hacen los curas con las estolas. Esa es una. No tengo muchas más, dos o tres, pero las cumplo siempre. Los futbolistas tienen sus manías, yo las mías. Y vosotros, cada uno tendréis las vuestras. Son pequeñas liturgias que cumplimos a rajatabla, porque son así desde que el fútbol es fútbol para nosotros y no las vamos a cambiar ahora cuando siempre han funcionado. O al menos tú crees que lo han hecho. En ese sentido también somos muy dados a la superchería y la leyenda negra. ¿Cuántos de vosotros antes del partido de hoy pensastéis que el Rápido nos mojaba la oreja por aquello de que somos el “resucitamuertos” oficial de la Liga de Fútbol? Sed sinceros. Igual no creistéis que serían capaces, pero se os pasó por la cabeza. O más fácil. El Rápido venía sin marcar ¿cuántos pensásteis que se pagaba 1,00000000001 que nos metían uno hoy? ¿Y cuando vistéis a la ardilla de peluche tamaño king size en el descanso no os dió un vuelco el corazón? ¿Cuántos pensastéis que nos la liaban Mateo o Pallarés? ‘Semos asins’, qué le vamos a hacer. Lo bueno de todo, y ya termino con el circunloquio, es que parece ser que Bolo es inmune a todo eso. Es como un superhéroe cuyo poder es que todo eso le tira del pijo. Y mira, chico, por mi fenomenal, porque así mi fama de gafe no aumenta. Hoy el equipo de Bolo se ha zurrado dos leyendas negras de un plumazo. Lo ha hecho con un partido solvente, de menos a más y en el que ha sobresalido un Yuri descomunal.

DSC_0872

Yuri le dice que no al trencilla tras anularle el que en ese momento era su tercer gol, que después haría.

Escribí una vez, fue la primera crónica que escribí en este nuevo lugar, que con Yuri la vida es más fácil. Es una obviedad. Es en días como hoy cuando más se demuestra. Ha sido una master class. Una exhibición. Puro arte. Hay equipos en Segunda e incluso en Primera que no tienen un delantero del nivel del brasileño. Muchas veces se nos olvida, a mi el primero, pero se empeña en recordarlo cada vez que tiene una ocasión. Es su manera de reivindicarse. Y me parece fenomenal porque eso es bueno para todos. Para él, para el equipo, para el Club y para la afición. Todos contentos. Dicho esto, centrar todo el partido en la estelar actuación de Yuri es, desde mi punto de vista, equivocado. O por lo menos es no ver la imagen en su conjunto. Porque detrás de cada gol, siempre hay mucho trabajo que merece también ser destacado. Hoy ha habido varios jugadores que han sobresalido. Tras Yuri, que puntúa fuera de categoría, para mi el mejor ha sido Isi. Ha estado algo intermitente en ataque, eso es cierto, pero el trabajo de zapa del partido de hoy es muy meritorio. Sobre todo en las fases en los que la Deportiva ha tenido menos control del partido, más que nada tras el 2-0 en los que hubo varios minutos de desconcierto en una Deportiva que regaló más oportunidades al contrario de las que se debieran y el murciano ha estado siempre atento, muy trabajador y ayudando mucho a su lateral para que su banda no se descontrolara demasiado. También me ha parecido ver al mejor Carnicer de la temporada. Tras unos partidos en los que lo vi regulero y con opciones serias de perder el puesto, hoy se ha redimido. Ha sido pieza clave para el engranaje del juego ofensivo del equipo y hoy sí hemos visto al Carnicer de verdad. Por obvio que parezca Sielva y Son deben ser destacados. Destacan casi siempre, son jugadores regulares que siempre rinden en condiciones óptimas o casi, pero dar eso por supuesto es hacer un menoscabo a su importancia y su peso específico dentro del equipo. Me parecieron muy buenos los minutos de Luisma, lo vi muy bien y Joaquín al que tenía ganas de ver, me dejó un poco frío. Supongo que como dijo Bolo el debut, querer demostrar y tal le hicieron estar algo impreciso. Ya habrá más ocasiones. En el lado negativo la lesión de Zabaco, que esperemos que no sea mucho, aunque a la pareja Jon-Trigueros se la vio desenvuelta. La cuarta tarjeta de Saúl también me parece una mala noticia, aunque hay recambios de sobra, yo creo, para seguir compitiendo al mismo nivel. Pero es muy pronto para andar pensando en tarjetas y si hacer faltas o no pensando en los ciclos. También en lo negativo el juego de pies de hoy de Gianfranco. Hoy no tuvo el día con los pies y generó más peligro para el Rápido que su propio centro del campo. Eso sí, luego se encargó de resolverlo. Cuando todo va viento en popa, estas cosas son menos. Si lo de hoy le pasa en una mala racha o con el equipo yendo mal y tal, le ponemos en la frontera. Pero como ahora es todo felicidad y buen rollo, son pecadillos. Que dure así. Un saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s