Dos arreones no son suficientes, por @SrGines

Perdió la Deportiva 1-2 ante el Celta B y ya no es que se complique su hipotética clasificación al Play-Off, es que directamente el objetivo ahora mismo ya no es ese. Salvar el culo, y a poder ser con cierta dignidad, es ahora el objetivo.

DSC_0012

Pastrana dispara para hacer el segundo gol visitante.

He de reconocer que estoy tremendamente decepcionado con Terrazas, la verdad. Yo era de los que me agradaba su llegaba, e incluso una vez me preguntaron en la radio y su nombre fue el que inmediatamente salió de mi boca ante tal cuestión. Pero la verdad, yo lo echaría hoy mismo. Y quizás me precipitaría. O quizás no, no lo sé. Pero en los últimos años hemos visto desfilar entrenadores por este banquillo por bastante menos. Estamos a 4 jornadas de que concluya la primera vuelta, y el equipo presenta no sólo unos números, sino también unas sensaciones paupérrimas. Si al comienzo de la temporada este equipo parecía que estaba trabajado y que tácticamente era muy sólido, ahora mismo todo eso ya no está. No sé exactamente cuándo fue, pero desde que se rompió aquello, el equipo no ha vuelto a ser el mismo. Tampoco sé de quién es la culpa. No sé si los jugadores no se adaptaron al entrenador, el entrenador a los jugadores, ni idea. Lo que sí sé, es que estamos en descenso, y no sólo eso, sino que la salvación queda a más de un partido de distancia. Y el equipo no da síntomas de mejoría. Sí, gana dos partidos, pero luego se desinfla, y si bien es cierto que por lo escuchado en la radio la semana pasada, el equipo no merece perder, la realidad es que vuelve de vacío, y hoy tres cuartas partes de lo mismo. La cuarta parte que falta, es que hoy sí, no hizo lo suficiente para ganar.

DSC_0170

Iago se lamenta después de que le saquen una ocasión bajo palos.

Porque es verdad que el equipo empezó intenso, con ganas y generando peligro ya desde el primer minuto. Pero ese arreón inicial no le valió de mucho. Sin embargo a los de Rubén Albés les valió una llegada para ponerse por delante. A partir de ahí, no existió la Deportiva, borrada táctica y físicamente del campo. Lo definió perfectamente el técnico celeste en rueda de prensa. En la primera parte dominaron tácticamente, en la segunda, se sentaron a ver cómo discurrían los acontecimientos. No lo dijo literalmente así, es mi interpretación y es lo que pasó. Sí es cierto, también es verdad que el filial no hizo nada tampoco para irse con dos goles de ventaja al descanso, porque sí, dominio mucho, pero la mayoría de sus ocasiones fueron disparos lejanos que apenas inquietaron a Dinu, y el único que le tenía que inquietar, se le escapó de las manos y se metió en la portería. Cómo no, tenía que ser Pastrana, que hoy con gol y asistencia fue de lo más destacado del partido. Aquí difícilmente metía un tiro entre palos o daba un centro medio decente, pero oye, chico, estas cosas pasan. Mayormente nos pasan a nosotros, pero pasan. La segunda parte no fue mucho mejor de los blanquiazules, al menos de salida. Sí se veía un poco más de intensidad, pero el fútbol, las ideas y los movimientos sin balón seguían sin exixtir. Es una cosa que a mi me fascina de este equipo y no sólo de ahora, ya de hace tiempo. Yo veo equipos que vienen, la tocan (mejor o peor), combinan, los jugadores sin balón rellenan los espacios, cosas normales del fútbol, vamos. Aquí, si un jugador tiene el balón, los demás se clavan como estacas. Ni un movimiento. Ni un desmarque. Ni un apoyo. Nada. Cero. Y así es muy difícil fabricar fútbol, salvo que seas Messi. Y aquí, que sepamos, no hay ninguno de esos, y si lo hay, disimula cojonudamente bien. El caso es, al final, que este equipo juega a arreones. La jugada del penalti de Cidoncha es la primera vez en la segunda parte, hablamos del minuto 57, en la que alguien intenta irse de su par y consigue una posición ventajosa. Con el gol y la tángana el equipo se puso las pilas, pero llegaban una parte y media tarde, prácticamente. Y si es cierto que el equipo hizo ocasiones, y que incluso pudo empatar, porque algunas de ellas fueron muy claras, no es menos cierto que estas ocasiones vinieron como el juego, a ramalazos, a ráfagas de intensidad concentradas en cortos periodos. Y así, es muy difícil, no sólo ganar un partido o incluso remontarlo, que también, sino extenderlo al medio-largo plazo e intentar recuperar una situación que hoy por hoy es muy complicada. Un saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s